LA OPS informó que con el decreto aprobado recientemente por Paraguay, fumar en espacios públicos cerrados y lugares de trabajo ahora está prohibido en todos los países de la región.

“Fumar aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad grave a consecuencia de la COVID-19. Por eso, ahora más que nunca, el decreto de Paraguay es un triunfo para la salud de los paraguayos” destacó Carissa F. Etienne de la OPS.


La Organización Panamericana de la Salud (OPS) felicitó hoy a Paraguay por prohibir fumar cigarrillos o vaporizadores electrónicos en espacios públicos cerrados y lugares públicos concurridos. Con este decreto, Paraguay se une al resto de los países sudamericanos en establecer espacios libres de humo en lugares públicos cerrados y de trabajo, siguiendo el mandato de la Convenio Marco sobre Control del Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Este es un gran logro para el pueblo de Paraguay”, dijo la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne. “El país ha dado un paso enorme para proteger a sus ciudadanos de las devastadoras consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas del tabaquismo y la exposición al humo de tabaco”.

Bajo el Decreto N° 4624, únicamente queda aprobado fumar, vaporear, vapear o fumar electrónicamente, o mantener encendidos productos de tabaco, incluidos los Productos Calentados de Tabaco, en zonas al aire libre habilitadas donde no haya aglomeraciones o que no sean zonas de paso para no fumadores.

El tabaco es la principal causa prevenible de muerte en todo el mundo. El decreto que prohíbe fumar en lugares públicos cerrados y espacios de trabajo, logra que Paraguay cumpla con el mandato del CMCT-OMS, el cual busca proteger a las poblaciones de los efectos nocivos del tabaco.

“Sin duda, este es un gran momento no sólo para la salud de los paraguayos sino para toda la región sudamericana”, dijo Adriana Blanco Marquizo, Jefa de la Secretaría del CMCT de la OMS. “Con el decreto de Paraguay se crea una subregión de las Américas totalmente libre de humo de tabaco.”

Los espacios libres de fumadores protegen a las personas de la exposición al humo del tabaco, promueven que éstas dejen de fumar e incluso desalientan a los individuos a consumir tabaco, en especial a los niños y jóvenes.

Según el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de Paraguay, alrededor de 3,000 personas mueren en ese país por enfermedades asociadas al consumo de tabaco. Además, la pandemia de COVID-19 ha demostrado vínculos claros entre el consumo de tabaco y sus consecuencias en la salud.

Fuente: Comunicado OPS – https://www.paho.org/es

Informa Revista Digital Naturaleza Interior
“Cuidando nuestro medio ambiente y la vida”

X