“Para Stephen y Louise la vida con su hijo Alex, de 16 años, puede llegar a ser muy difícil, pues el deseo compulsivo del adolescente de jugar a videojuegos en los que se dispara como Counter-Strike hasta altas horas de la noche lleva años causándole angustia a la familia. Recientemente, a Alex también le diagnosticaron autismo. Desde principios de este año, el joven es paciente del Centro Nacional de Trastornos del Juego, una clínica que forma parte del sistema público de salud y está especializada en el tratamiento de esta adicción.”


Marc Cieslak/BBC/Enero2022 “Lo más útil para nosotros es hablar con otros padres cuyos hijos tienen los mismos problemas con los videjuegos. Nuestro grupo de apoyo se reúne una vez cada quince días por Zoom”, cuenta. Su esposo Stephen agrega: “Creo que lo mejor es darte cuenta de que no estás solo. Hay muchas otras personas en todo el país y en todo el mundo que están pasando por la misma situación”.

“Para nosotros, como pareja, como familia, ha sido un desafío porque es bastante difícil tener interacción fuera de la casa. Cuando tenemos visitas, él permanece en el piso de arriba jugando, gritando e insultando. Dormir también ha sido un gran problema, hasta el punto de tener que encender el ventilador para no oírlo mientras juega”, añade.

La BBC informó que tuvo acceso exclusivo a la clínica, que abrió sus puertas hace casi dos años.

El deseo de los pacientes (en su mayoría adolescentes) por jugar es tan extremo que a menudo se generan situaciones de violencia y enfrentamientos con los padres o cuidadores. Si se les niega el acceso a las consolas de videojuegos o computadoras, muchos de los pacientes amenazan con suicidarse. Sus interacciones sociales casi siempre se limitan a las actividades en internet o las que tienen mientras juegan.

Asimismo el autor detalla que el trastorno relacionado con los videojuego es una afección controvertida, definida por la Organización Mundial de la Salud por tres características:

– Un control deficiente de la actividad del juego
– Priorizar el juego sobre otros intereses
– Continuar con la actividad del juego a pesar de las consecuencias negativas

Algunos psicólogos y la propia industria de los videojuegos cuestionan la evidencia utilizada para definir el trastorno. Hasta hace muy poco, al menos en Reino Unido, la ayuda para los problemas con los videojuegos solo se podía encontrar en la atención médica privada.Pero esta clínica, con sede en el oeste de Londres, forma parte del Centro Nacional de Adicciones del Comportamiento. El tratamiento de problemas con el juego está bien establecido, pero el de los videojuegos es un territorio nuevo para el personal, según la consultora y psicóloga clínica Rebecca Lockwood.

Lockwood dice que las sesiones de videoterapia permiten que el tratamiento llegue a más personas. “Sabemos que el trastorno relacionado con los videojuegos es una afección bastante rara. Los síntomas pueden ser realmente muy graves, algo que nos ha sorprendido”, dice.

“A menudo, las personas tienen dificultades para controlar sus emociones. Tienen problemas con la ira, la ansiedad y experimentan un bajo estado de ánimo. También aparecen síntomas físicos como la pérdida de sueño. Eso se debe a que juegan de noche para conectarse con jugadores en el extranjero”, detalla.

Esta clínica tiene pacientes de 13 años en adelante, aunque también ha tenido consultas de padres de niños más pequeños. Becky Harris es la directora y terapeuta familiar de la clínica. Ella dice que recibieron a más de 300 pacientes, 200 de ellos en 2021. Harris describe que el 89% son pacientes masculinos, de un rango de edad sorprendente. “Comenzamos el tratamiento a los 13 años. Tenemos niños de 12 años que han sido derivados, también supimos de padres con hijos de tan solo 8 años, pero no hemos podido tratarlos. Tenemos pacientes de hasta 60”.

A menudo reciben tratamiento a través de sesiones por videollamada. Lockwood cree que la videoterapia tiene algunas ventajas. “Nos permite relacionarnos con personas que suelen ser bastante reacias a acudir a la clínica, porque suelen estar poco motivados para comprometerse a seguir un tratamiento”, explica.

Para millones de personas, los videojuegos son un pasatiempo común, una fuente de entretenimiento y conexión. Entonces ¿cuándo se cruza la línea y se vuelve un comportamiento problemático?

¿Solo un pasatiempo?

El 62% de los adultos en Reino Unido jugaron videojuegos durante la pandemia, según la Oficina de Comunicaciones nacional.

Y un estudio reciente del Instituto de Internet de la Universidad de Oxford concluyó que jugar a los videojuegos es realmente bueno para el bienestar de los jugadores.

El profesor Andrew Przybylski, director de investigación del instituto, cree que los juegos en sí mismos podrían no ser el problema.

“Hasta donde yo sé, no hay evidencia científica cuantitativa de que haya algo especial en los juegos que cause algún tipo de daño psicológico. Existe una amplia gama de actividades o comportamientos que puedes hacer en exceso, ya sea comer o hacer ejercicio, sobre las que hay evidencias mucho más sólidas”, dice para BBC.

“Si alguien está sufriendo y el juego es parte de eso, como cualquier pasión, esto es parte de la vida y experiencia de una persona. Probablemente la mejor manera de pensar en los juegos en este momento… es tratarlos como en cualquier otro hobby, y usarlo como una forma para que el terapeuta conecte con un paciente”, agrega.

En el Centro Nacional de Trastornos del Juego, Becky Harris se apresura a señalar que la clínica no está en contra de los videojuegos.  “Aceptamos completamente que para muchas personas los videojuegos son algo realmente positivo en su vida. Estamos hablando de ese pequeño porcentaje que tienen un gran problema con ellos y realmente están afectando su calidad de vida y su capacidad para interactuar y funcionar”, afirma.

“Me siento optimista porque en Facebook sigo a muchas personas que se parecen mucho a nuestro hijo, pero que ahora son adultas. Y las sigo porque sus palabras son muy esclarecedoras, pero también porque me ayuda a sentir que él encontrará su camino”, dice Louise.

De otro lado, en Perú, ya se detallaba desde el 2018 que los niños y adolescentes que presentan problemas de depresión, ansiedad o problemas de déficit de atención son más vulnerables a desarrollar adicción a los videojuegos, de acuerdo a las indicaciones de la Dr. Victoria Ángeles, directora de la Dirección de Adicciones del Instituto Nacional de Salud Mental “Honorio Delgado – Hideyo Noguchi” de esa época.

La M.P. Victoria Ángeles, señaló que la adicción a los videojuegos (consolas, móviles, ordenadores, entre otros) es una fuerte dependencia que se caracteriza por ser una actividad que ocupa demasiado tiempo en la vida de los adolescentes. Entre el 80 % el 90 % de adictos jóvenes presenta problemas de déficit de atención. Esto podría ser un factor de riesgo para que una persona inicie el consumo de sustancias o desarrolle una conducta adictiva.

La Dra. Ángeles, explicó además que en los adictos a los videojuegos predomina el género masculino sobre el femenino. La edad con más vulnerabilidad es a partir de los doce años de edad. Advirtió que los padres deben estar atentos a algunas características como: si el niño y/o el adolescente están muchas horas en un videojuego, si están en modo absorto al momento de jugar; si aprietan las mandíbulas cuando están jugando debido a la tensión que ejerce el juego sobre él; si no aparta la vista de la televisión o pantalla; si hay pérdida de interés por otras actividades que antes practicaba y si existe distanciamiento de la familia y amigos.

Asimismo,  que es importante recalcar que los videojuegos en sí mismos no suponen una amenaza. Dependerá del uso y tiempo que se ejerza sobre ellos. Las adicciones no se centran en el propio videojuego, sino en la forma descontrolada y abusiva en la que se puede presentar. El contenido que muchas veces presentan estos videojuegos son violentos, lo que influye en la conducta del niño y puede repercutir en las relaciones familiares y sociales.

La Adicción a los videojuegos como trastorno de salud mental
La Organización Mundial de la Salud (OMS) en la nueva Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11), define la adicción a los videojuegos como un trastorno de salud mental. La ICD, un instrumento para identificar tendencias y estadísticas de salud en todo el mundo, describe la adicción a los juegos digitales y de video como ‘un patrón de comportamiento ‘persistente o recurrente’.

De acuerdo con las pautas de la OMS, para que una persona sea diagnosticada con trastorno de videojuego, debe “experimentar un deterioro significativo en las áreas de funciones personales, familiares, sociales, educativas, ocupacionales u otras áreas importantes durante al menos un año”. Una explicó el experto, es que el comportamiento del juego tenga prioridad sobre otras actividades en la medida en que otras actividades se llevan a la periferia.

En general, las tres principales características para el trastorno de los videojuegos, son muy similares a las del diagnóstico de los trastornos por uso de sustancias adictivas, por lo que ha comenzado a ser llamada comúnmente, como adición a la ‘heroína digital’.

Recomendaciones
La M.P. Victoria Ángeles brindó algunas recomendaciones:

Controlar el tiempo: 60 minutos diarios son tiempo suficiente para el uso de videojuegos e impide que se de cansancio visual o genere ansiedad.

Los videojuegos no son la única opción de entretenimiento. Debemos generar espacios para otras actividades recreativas o al aire libre, de tal forma que las consolas de video no sean la única opción de divertirse en casa.

Hay que estar atentos a posibles cambios en los hábitos y las rutinas para identificar cuál es el problema. Si se evidencia alguna de estas conductas es hora de buscar ayuda.

Menos tecnología, más amor y acompañamiento
Más que consolas, juegos, gigas y redes, los niños y adolescentes requieren atención, protección y seguridad. Un abrazo jamás podrá ser reemplazado por la mejor consola y de última generación. No convierta a las consolas de video en la niñera electrónica de sus hijos.

La especialista remarcó que es importante tener en cuenta que si su hijo presenta señales de probable adicción a los videojuegos, es necesario que el padre, madre o adulto responsable acuda a un establecimiento de salud para una adecuada evaluación del menor y recibir el tratamiento y/o ayuda profesional.

Opinión de Especialistas del Ministerio de Salud del Perú

A su vez, el  Ministerio de Salud del Perú (MINSA) alertaba en esta época de pandemia que se había incrementado la adicción a los videojuegos en niños y adolescentes los cuales pasan más horas delante de la computadora o el celular y usan las consolas con mayor frecuencia que antes. “Desde el inició de la pandemia COVID-19, se ha podido apreciar el aumento de la adicción a los videojuegos en niños, adolescentes y jóvenes, debido al encierro y la falta de interacción con otras personas de su misma edad”, advirtieron especialistas del Hospital Víctor Larco Herrera (HVLH), del Ministerio de Salud (Minsa).

MINSA precisó que sobre ello la médica psiquiatra del HVLH, Julissa Castro especificaba que en estos grupos etarios se ha incrementado la interacción con la tecnología digital, ya sea por estudios o entretenimiento y esto puede perjudicar otros ámbitos de la vida de una persona “Los menores de edad están horas delante de la computadora, tablet o celular, pero además su modo de diversión también está cambiando por estas vías digitales. También para jugar utilizan las consolas de Nintendo Wii, Nintendo Switch, PlayStation, con mayor frecuencia que antes de la pandemia”, destacó Castro.

Otras complicaciones
Se debe estar alerta ante situaciones de dependencia mayor que pueda ocasionarles problemas posturales, falta de horas de sueño, trastornos alimenticios por no querer ‘desconectarse’ para almorzar o cenar, abandono de actividades vitales, como alimentarse o dormir, así como problemas de conducta.

“Si no desea entrar a las clases o hacer las tareas por preferir jugar, incluso si se orina en su sitio porque prioriza seguir jugando antes que ir al baño, estos son casos de mayor gravedad que indican que se debe recibir ayuda profesional”, anotó la especialista.

Sostuvo que los profesionales de la salud mental atienden cada vez más niños y adolescentes con estos problemas de adicción que, aunque no se tienen cifras oficiales donde se mencione sobre el incremento de las horas de juego virtual o de exposición a las pantallas digitales, las plataformas demuestran que hay un aumento general de los jugadores en línea.

Es importante analizar los videojuegos que están usando los jóvenes en su día a día. “En cada hogar son diferentes y los padres deben estar atentos porque la mayoría de estos juegos electrónicos forma parte de la manera de socializar de los hijos. En muchos casos, los niños de 8 años aproximadamente juegan donde los usuarios interactúan entre sí. Entonces, no solo se divierten, sino que se están integrando socialmente”, puntualizó.

Sugirió que cada familia establezca un tiempo de juego no mayor a tres horas, de preferencia durante el fin de semana para que complemente las actividades del colegio. El juego también debe comprender una interacción con sus compañeros de clase o personas conocidas para evitar riesgos. En esa línea, los padres deben identificar quiénes son los amigos de sus hijos y mostrar interés en ellos, será una gran oportunidad para conocerlos.

Cabe destacar que la Academia Americana de Pediatría hace referencia que desde los 3 hasta los 12 años, lo adecuado sería que el uso de los videojuegos sea entre 1 a 2 horas al día y preferiblemente en los fines de semana, indicó la especialista del MINSA,  recomendando que de lunes a viernes no haya videojuegos, pero que los fines de semana sería variable dependiendo de la edad y del tiempo libre que tenga el niño y el adolescente.

 

Fuente: Nota de Marc Cieslak/Corresponsal de Tecnología de la BBC/13 enero 2022
En https://www.bbc.com/mundo/noticias

Fuente: Nota de Prensa Nº 020 (03/07/2018) del Instituto Nacional de Salud Mental “Honorio Delgado – Hideyo Noguchi
Depresión y el Trastorno de Deficit de Atención, Podrían Relacionarse con Adicción a Videojuegos
http://www.insm.gob.pe/oficinas/comunicaciones/notasdeprensa/2018/020.html

Fuente: Nota https://www.gob.pe/institucion/minsa/noticias/348005-minsa-la-pandemia-covid-19-ha-incrementado-la-adiccion-a-los-videojuegos-en-ninos-y-adolescentes

Fuente de imágenes:
Imagen1 de 11333328 en Pixabay
Imagen2 de Pete Linforth en Pixabay
Imagen3 de Press Love you en Pixabay

Imagen 4 de Minsa Perú

Informa Revista Digital Naturaleza Interior
“Cuidando nuestro medio ambiente y la vida”

 

 

 

X