La marca empleadora es una pieza fundamental en la búsqueda del éxito de tu empresa, ya que además de potenciar el bienestar de tus colaboradores, te ayudará a atraer el mejor talento a tu empresa y a retenerlo. Patricia Medina, subgerente de Recursos Humanos de Celepsa, nos da pautas para lograrlo.

¿Qué significa marca empleadora?

Es el conjunto de estrategias que realizan las empresas para promover una buena imagen para el cliente, colaboradores y futuro personal, basándose en el bienestar y satisfacción del equipo. Esto va de la mano con fomentar un ambiente que permita a las personas innovar, recrear y transformar, para que no solo la empresa crezca, sino que ambos (colaborador y empresa) crezcan juntos.

¿Por qué es importante tener una buena marca empleadora?

En la actualidad existe una alta demanda en el mundo laboral por adquirir el mejor talento, el cual los llevará a tener mejores resultados que su competencia. La pregunta principal que todos nos hacemos es ¿qué hacen para distinguirse una de la otra? ¿Cómo se hacen más atractivas para atraer y retener a los colaboradores eficaces?

La respuesta es simple: construyendo y potenciando su marca empleadora, la que solo se puede alcanzar con una sólida cultura empresarial. Celepsa, por ejemplo, se ha centrado en los valores de la compañía tales como la solidaridad, pues el trabajo ya no se mide específicamente en ganancias, sino en resultados. Para ello es fundamental el apoyo de unos y otros, fomentando sinergias entre las diferentes áreas.

Para Gestión Humana es de suma importancia que la empresa tenga una propuesta de valor, la cual debe contemplar beneficios materiales e inmateriales, donde el personal sepa que está en una empresa donde la marca empresa y persona- trabajador van de la mano.

Si bien es muy bueno que se reconozca el trabajo de las empresas desde una mirada externa, lo más importante que nos deja la marca empleadora es la fidelización y el relacionamiento que se genera con el colaborador. Será este resultado el que marcará una diferencia en los índices de productividad y rendimiento y que hemos venido trabajando como compañía.

¿Cómo se construye una sólida cultura empresarial?

La cultura empresarial no es algo que se logra de la noche a la mañana, sino que requiere mucho esfuerzo y trabajo, pero sobre todo en grupo. Algo que se creía hace muchos años era que el área de gestión humana tenía como único trabajo contratar y despedir al personal. Sin embargo, hoy en día uno de sus trabajos principales es fomentar la cultura empresarial en base a los valores de la empresa, los cuales representan no solo a la compañía, sino también a sus colaboradores.

No podemos dejar de mencionar algo importante, debemos escuchar a nuestros trabajadores, ya que las motivaciones e intereses pueden variar de un perfil o generación a otro, por ejemplo, los más jóvenes buscan aprendizaje, crecimiento, mientras que otros perfiles con familia, buscan conciliación, seguridad, esto no se puede perder de vista.

Además, es necesario resaltar que uno de nuestros grandes aportes que hemos hecho como compañía hacia nuestros valores fue modificar nuestro propósito: “ser el aliado que el país necesita para poder alcanzar la neutralidad de carbono” y todo nuestro core de negocio gira entorno a ello, la sostenibilidad. Afirmó Patricia Medina.

¿Una cultura empresarial sólida se comienza con buenos líderes?

Aclaremos que no es tan cierto que uno nazca con el don de ser un líder. Es cierto que las empresas buscan tener armonía y sincronía con sus colaboradores, pero esto está más enfocado en los valores. Lo que realmente está en manos y responsabilidad de las empresas es brindar talleres y programas de coaching empresarial, donde no solo te enseñen a dirigir y liderar a un equipo, sino a que también desarrollen esas habilidades y poder tener éxito con el trabajo que se maneje, eso es lo que verdaderamente debe fomentar una buena marca empresarial.

¿Cuál es el gran secreto para tener una buena marca empleadora?

Ser responsables, en todos los aspectos. Desde la monetización del trabajo hasta de los seguros que protegen a nuestros trabajadores, hoy también podemos decir, que los padres de nuestros trabajadores tienen una EPS, lo cual les da a muchos una gran tranquilidad. No podemos dejar de lado a nuestros proveedores, que son una raíz de nuestro gran árbol. Un ejemplo por rescatar es que durante la pandemia y hasta la fecha, no hemos dejado de cuidar a ninguno de nuestros públicos, fechas de pago, contratos, entre otros. Esto genera la confianza de nuestros colaboradores, proveedores y stakeholders en nosotros, porque eso es lo que representamos.

 

Informa Revista Digital Naturaleza Interior
“Cuidando nuestro medio ambiente y la vida”

X