Obra del escultor estadounidense Sam Van Aken, el Árbol de los 40 frutos es una obra natural impresionante.

Obra maestra del artista, comprometido con el cuidado de la naturaleza y la vida, el especial árbol preparado en base a injertos de diversos frutales, recrea un espectáculo visual magnífico, como sólo la naturaleza podría hacerlo.

Imagen: CNN

Las flores y frutos de diversas variedades de especies frutales crean en la composición de duraznos, ciruelas, cerezas, albaricoques, almendras, entre otros, una gama de colores naturales que han hecho que la obra del artista sea apreciada en todo el mundo. En la creación del artista, se utiliza un mismo tronco para en cada rama desarrollar un injerto de un frutal diferente, algo muy difícil de lograr, pues no es común que un patrón (árbol base) pueda soportar tantas variedades de injertos.

Imagen: Balones de Madera

El injerto, en lineas generales, es una técnica de producción de frutas desarrollada para aprovechar la capacidad rústica (resistente) de crecimiento de la planta base (llamada patrón) sobre la cual se injertan porciones vegetativas de especies frutales en capacidad de producción, para que en corto tiempo los nuevos retoños puedan empezar a dar flores y frutos.

Imagen: El Universo

¿Qué es injertar?:
“Es el arte de juntar partes de plantas de manera tal que se unan y continúen su crecimiento. La parte de la combinación que va as constituirse en la parte superior o copa nueva de la planta se llama púa, aguja, espiga o injerto, y la parte que va a constituir la porción baja se llama patrón , pies o portainjerto”. (Del libro Propagación de Plantas de Hartmann,H. Kesler, D.)

 

Mayor información del artista y sus obras en:

https://www.instagram.com/samvanakenstudios/

https://www.samvanaken.com/

 

Informa Revista Digital Naturaleza Interior
“Cuidando nuestro medio ambiente y la vida”

X