Proyecto internacional Seabed 2030 es una iniciativa de mapeo oceánico conocida formalmente como “The Nippon Foundation-General Bathymetric Chart of the Oceans Seabed 2030 Project”, que fue lanzado en 2017 para “producir el mapa definitivo del suelo oceánico mundial para 2030”.

“Sabemos menos sobre el fondo del océano que sobre la superficie de la luna y Marte. Pero para el final de la década es posible que conozcamos el contorno general de nuestros contornos submarinos y grietas, gracias a un proyecto internacional llamado Seabed 2030. La iniciativa de mapeo, conocida formalmente como The Nippon Foundation-General Bathymetric Chart of the Oceans Seabed 2030 Project, lanzado en 2017 para “producir el mapa definitivo del suelo oceánico mundial para 2030” precisa NOAA.

Fuente: https://oceanservice.noaa.gov/news/jun22/seabed-2030.html

NOAA*  informó que en junio de 2021, su administrador, Rick Spinrad, firmó un memorando de entendimiento junto con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos que formaliza la participación de EE. UU. en Seabed 2030.

El memorando también describe las mejores prácticas y protocolos para este tipo de recopilación de datos, lo que ayudará a construir una colaboración positiva. entre todos los países y socios involucrados .

La institución explica que: “los datos del fondo marino son fundamentales para determinar cómo funciona el océano. Más allá de la navegación, la forma del fondo del océano juega un papel importante en el movimiento de los desechos oceánicos y la contaminación en sus superficies y corrientes. El conocimiento sobre las profundidades puede proporcionar información sobre la gestión sostenible de la pesca. La acidificación de los océanos también está directamente relacionada con la profundidad; algunas áreas pueden experimentar más cambios químicos y ser menos capaces de mantener ecosistemas saludables que otras.”

Asimismo resaltó que “los impactos del cambio climático también pueden variar ampliamente según la profundidad, ya que las áreas más profundas pueden experimentar diferentes fluctuaciones de temperatura que las áreas poco profundas. Identificar y monitorear volcanes submarinos también ayuda a los científicos a predecir tsunamis de manera más efectiva, lo que podría ayudar a salvar vidas en grandes franjas costeras de todo el mundo.”

NOAA precisó que todos los datos recopilados estarán disponibles para el público a través del Centro de Datos de Batimetría Digital de la Organización Hidrográfica Internacional alojado por la NOAA . Y que cualquiera que siga los protocolos apropiados puede aportar datos a este esfuerzo, incluidas las empresas privadas.

* NOAA: Administración Nacional Oceánica y Atmosférica del Departamento de Comercio de los Estados Unidos

Fuente y nota completa: https://oceanservice.noaa.gov/news/jun22/seabed-2030.html

Informa Revista Digital Naturaleza Interior
“Cuidando nuestro medio ambiente y la vida”

X